Drones en Arquitectura y Construcción: beneficios y aplicaciones

Maria Fuencarmona

La innovación en el mundo de la construcción y la arquitectura da lugar a nuevas formas de trabajar que antaño existían únicamente en el terreno de la ciencia ficción, y el uso de drones es ya una realidad y está revolucionando la manera en que se construye en todas sus fases.

Si bien en su origen los drones estaban relacionados casi exclusivamente con el mundo militar, cada vez está más extendido el uso de drones en el mundo civil. Desde el ocio a la industria, están presentes en cada vez más campos.

El empleo de drones como herramienta de trabajo está en continuo crecimiento en una gran cantidad de industrias. Gracias a la gran polivalencia de estos sistemas, nuevas aplicaciones surgen casi a diario para esta tecnología. Continuamente aparecen aplicaciones que podríamos considerar futuristas, en las que los drones se asocian perfectamente a su uso en la arquitectura.

El uso de estos drones, dotados de una inteligencia artificial capaz de automatizar procesos y organizar diferentes tareas, permite realizar en poco tiempo un trabajo manual que anteriormente era mucho más costoso y complicado.

Fuente: CIFP Tecnológico Industrial

Fotografías aéreas

Efectuar fotografías desde el aire es un recurso habitual en la arquitectura. Hasta ahora se han venido empleando aviones o globos para este propósito, teniendo que disponer de grandes medios técnicos y económicos. Gracias a la utilización de drones mejoramos la productividad, aumentando la precisión en las medidas y ahorramos en costes de topografía a la hora de realizar el mapeo de parcelas.

El uso de drones en la arquitectura facilita la obtención de imágenes aéreas con un alto nivel de detalle de dicha vista, mediante las cuales los arquitectos pueden supervisar la evolución de las obras de manera precisa y con un coste mucho menor al de otros medios aéreos.

Gracias al uso de drones, es posible evitar andamios y máquinas voluminosas y realizar una inspección puntual y precisa. Mediante la planificación y la realización de vuelos precisos alrededor de la obra es posible monitorizar la estructura y sus detalles constructivos, capturar imágenes de alta resolución y detectar puntos más calientes o más fríos gracias a los sensores térmicos. Por lo tanto, tal uso de drones es muy útil para operaciones de mantenimiento tanto ordinarias como extraordinarias.

Fuente: Ingeodrone

Mapeados virtuales

En el ámbito de la promoción de obras arquitectónicas, son también muchas las ventajas del uso de drones. El empleo de dibujos y maquetas ya no son los métodos de promoción más adecuados. Hoy día, los drones nos permiten realizar recreaciones virtuales con mapeados y videos reales de tomas aéreas.

Las tomas fotográficas que se pueden realizar desde los drones reducen igualmente tiempo, dinero y esfuerzo, ya que los archivos se guardan en formato digital y se transmiten de inmediato. Con esos datos se construyen modelos 3D físicos o virtuales, dependiendo de la metodología BIM (Building Information Models) utilizado.

Drones y construcción

En el año 2012, la firma de arquitectos Gramazio & Kohler en colaboración con Raffaello D’Andrea, consiguió programar un grupo de drones para construir una maqueta de más 6 metros de altura y 1500 piezas de un futuro rascacielos. Para realizar el trabajo los drones se programaron y se equiparon con dispositivos que les permitían comunicarse entre sí y saber dónde debían colocar la siguiente pieza.

La intención de este proyecto es, en un futuro, llevar a cabo la construcción del rascacielos de esta manera: ensamblando el edificio mediante drones.

La revista Nature ha publicado recientemente un estudio elaborado por investigadores del Imperial College de Londres y el Instituto Empa de Suiza en el que se indica la posibilidad de crear cuadrillas de drones semi autónomos, capaces de funcionar de manera colaborativa, y desarrollar lo que ellos denominan ‘Fabricación Aditiva Aérea’, técnica que consiste en crear construcciones en 3D aptas para, incluso, albergar vida humana fuera de nuestro planeta. Este sistema también podría utilizarse en la Tierra tanto para construir edificios como para repararlos.

Según se detalla en el estudio, los drones se organizarían en dos grupos encargados de diferentes tareas. Uno estaría conformado por los supervisores (drones de escaneo) y el otro grupo (drones de construcción) ejecutaría los trabajos. Todos ellos seguirían el plan trazado por el arquitecto responsable de la obra, que se encargaría de elaborar el proyecto y trasladarlo a un formato legible para los drones.

También, por supuesto, existiría supervisión humana durante los trabajos y los materiales necesarios se dispensaría a través de una boquilla conectada a un depósito de cemento u hormigón líquido que portaría cada dron.

Seguridad de los trabajadores

Aunque construir edificios enteros mediante drones aún se dibuja lejos en la construcción, existen otras muchas ventajas, como disminuir los riesgos de los trabajadores de las obras.

Los drones se podrían encargar de los trabajos en altura, podrían evitar el uso de grúas y andamios y facilitarían la accesibilidad a los pequeños espacios o a las zonas de trabajo complicadas, un problema habitual en los cascos antiguos de las ciudades.

Para trabajar de manera profesional con drones, la norma dicta que se puede volar hasta 120 metros de altura, no se puede alejar más de 8 kilómetros, y no se puede volar dentro de un radio de 8 kilómetros de los aeropuertos o helipuertos. Una licencia de piloto no es necesaria si se utilizan drones comerciales de menos de dos kilos.

Fuente: Pix4D

Monitorización de equipos

En caso de que el director de proyecto tenga que localizar el equipo y la maquinaria dentro del sitio de construcción, un dron puede ser de gran ayuda. Gracias al uso de un dron, puede verificarse rápidamente la ubicación de la maquinaria y los equipos, confirmar que están en el lugar correcto y comprobar si su uso ha finalizado y así, en el caso de los equipos alquilados, evitar prolongar su estancia en la obra y, por tanto, los costes de alquiler innecesarios.

Otra de las características de los drones es la vigilancia. En lugar de utilizar recursos humanos y diferentes herramientas de inspección, un dron puede realizar el mismo trabajo cubriendo grandes distancias rápidamente y entregando datos precisos. Esto ahorrará tiempo y dinero para el contratista.

Si quieres, puedo leerte en los comentarios, y si te apetece y crees que pueda resultar útil, te animo a que lo compartas.

Fuente de la imagen de portada: Control Dron

¿Te ha gustado? ¡Compártelo! 😉
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en email

Puede que también te interese...

0 0 votes
Calificar Artículo
Subscribe
Notify of
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en email
Mantente al Día
Suscríbete y recibe novedades sobre transformación digital para arquitectos
Guía para Enamorar a tus Clientes
Descarga la Guía donde te cuento todos los secretos para que aprendas a Crear y Comunicar una Propuesta de Valor y Venta ganadora para tus Servicios de Arquitectura, que te permita conseguir más y mejores clientes.

Recibe en tu email La Guía definitiva para Enamorar a tus Clientes 💙